La creatividad de los jóvenes diseñadores dinamita las pasarelas parisinas

Una oleada de nuevos talentos y jóvenes promesas aportaron energías renovadas a París en la segunda jornada de la Semana de la Moda. Al menos ocho jóvenes diseñadores, cada uno con su propio estilo y visión, lograron hacerse oír el martes trayendo una bocanada de aire fresco a la moda, desde Marine Serre, que abrió el baile por la mañana, hasta Koché, encargada de clausurar a última hora este baile de "presentación", justo antes del desfile de Saint Laurent.
 
Victoria/Tomas para la primavera-verano 2019 - DR

El arte del diseño con cortes desestructurados, totalmente retrabajados, para encontrar volúmenes y puntos de vista innovadores fue el denominador común de esta promoción para la temporada primavera-verano 2019. Los efectos de cordones, cuerdas y cordeles han inspirado particularmente a estos jóvenes diseñadores. Como Ottolinger, cuya colección completa incluye multitud de lazos que atrapan el cuerpo para aprisionarlo o abrazarlo mejor.
 
Muy emocionadas, las dos diseñadoras suizas detrás de la marca fundada en 2015, Christa Bösch (31) y Cosima Gradient (30), que desfilaban por primera vez, dieron a conocer su moda abrupta casi tribal, en la que los materiales parecen consumirse con su habilidad. El jersey pierde los hombros; la cazadora vaquera, ennegrecida por el polvo, se sostiene solo gracias a dos tirantes; los pantalones y bermudas se rasgan y se queman; una camiseta destrozada se recompone mediante cordones...
 
Un vestido de seda ajustado mediante cuerdas. Los cordeles revolotean en torno al cuerpo, en la espalda o sobre un hombro. Pero no es un estilo grunge. Al contrario, todo está meticulosamente pensado. La marca cuenta ya con una veintena de distribuidores, especialmente en Asia. En París, podemos encontrarla en Lafayette Anticipation, donde desfiló.


Un detalle de Ottolinger - FashionNetwork.com ph Dominique Muret

El mismo juego de cuerdas está presente en Afterhomework (París), pero en un registro más deportivo y urbano, con el nailon como material estrella, a modo de tela de paracaídas. Este primer desfile en el calendario parisino surge al ritmo del rapero Sankha, destacando una prenda en movimiento acentuada por correas blancas que se balancean en la cintura, el cuello, el hombro y las muñecas.
 
Los pantalones se ajustan a la cintura o se fruncen al final de las piernas mediante cuerdas; un top se anuda a una camiseta con una cuerda de escalada: una tela de paracaídas se ciñe al cuerpo para crear un vestido. Las mangas extraíbles se inflan sobre los brazos, mientras que los bajos de los pantalones se funden en espiral.
 
Desde que debutara en el showroom de Designers Apartment en marzo de 2017, el dúo formado por Pierre Kaczmarek y Elena Mottola ha dejado clara su propuesta con cortes más sofisticados. "Queremos pulir la silueta, trabajando más la estética. Esta colección es muy deportiva y al mismo tiempo refleja mucho la noche estival parisina. Algo que nos encanta", resume el hasta hace poco estudiante. La marca, que cuenta ya con 17 clientes multimarca, se distribuye a través de Tomorrow.
 
El ambiente es muy tropical y veraniego, entre el estilo parisino y los sueños de vacaciones también para Victoria/Tomas, que continúa con el uso de los cordones. Una de las señas de la pareja formada por Victoria Feldman y Tomás Berzins, la encontramos en sandalias, en el cuello o a lo largo de las mangas de una camisa a rayas. Todo desprende ligereza y alegría de vivir en esta colección, que presta gran atención a la calidad de los cortes y a los detalles con todo tipo de prendas atractivas.
 
La bermuda vaquera está bordada con piedras de colores colgadas de anillos. Un chal negro con flecos blancos se convierte en las mangas de una chaqueta u ondula sobre un vestido, colgando sobre los hombros gracias a dos cordones blancos. Una minifalda cruzada se superpone a una camisa oversize. La parte baja de las gabardinas y de algunas faldas se descomponen en varios fragmentos de tela cortada al bies, dando la sensación de deslizarse por las piernas.


Últimos retoques entre bambalinas justo antes del desfile de Anrealage - FashionNetwork.com ph Dominique Muret

La marca japonesa Anrealage presentó una colección impresionante con un registro completamente diferente. Kunihiko Morinaga mezcla la innovación tecnológica y la poesía. Esta temporada no se conforma con jugar con su habitual técnica de prendas fotosensibles que cambian de color durante el desfile, sino que propone también una serie de piezas mágicas.

Los vestidos se cubren de botones translúcidos, cristales y otras escamas de plástico luminiscentes y transparentes que cambian de color. Y gracias a su varita mágica, una clásica gabardina beige se convierte de pronto en un velo impalpable, como si la parte inferior de la prenda se disolviera ante nuestros ojos. Lo mismo ocurre con una cazadora vaquera o militar.
 
También hay que destacar entre los nuevos nombres que debutaron en esta segunda jornada a A.W.A.K.E., acrónimo de "All Wonderful Adventures Kindle Enthusiasm". Esta marca fundada en 2012 por Natalia Alaverdian, exdirectora de moda de Harper’s Bazaar Rusia, propone un vestuario elegante que revisa los clásicos femeninos con cortes contemporáneos y un cierto toque surrealista. Muestra de ello, un ojo gigante en la parte de atrás de una chaqueta o sobre el pecho, y sus fotos de paisajes a lo Magritte que aparecen en faldas o camisas.

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterModa - OtroLujo - Prêt-à-porterLujo - OtroDesfiles
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER