Entre los bastidores de la alta joyería de Bulgari

Con los ojos brillantes como las gemas multicolores que extrajo de una bolsita, Lucia Silvestri muestra una sonrisa reluciente. “¿Sentís la energía? ¿El sonido de las piedras? Me encanta, es una pasión. Juego todos los días con esto y pruebo sistemáticamente todas las piezas creadas aquí. ¡Tengo el mejor trabajo de la empresa!” exclamaba la bella romana poniendo el bulto brillante sobre una larga mesa cubierta de joyas. Nos recibió en su luminoso despacho, con vistas al río Tiber, en la cuarta planta de Bulgari, en Roma.


La directora creativa de Bulgari, Lucia Silvestri - FashionNetwork.com Dominique Muret

Llegada hace 38 años a la célebre casa de joyería, propiedad de LVMH desde 2011, para reemplazar a una secretaria de baja por maternidad, Lucia Silvestri nunca se fue. Se especializó en la compra de piedras preciosas llegando a convertirse en directora artística en 2013.

Entre sus dedos, el montón de zafiros de colores se transforman poco a poco en un collar que ella enriquece con grandes cristales. “Este es el punto de partida de nuestra inspiración” dice mostrando su creación. “Hace falta hablar con las piedras. Podemos mirarlas durante horas. Las cogemos y las dividimos según su tamaño y su color”.

Sobre la mesa cubierta por piedras brillantes, la mayoría zafiros y esmeraldas con el valor de “entre 1.000 y 100.000 euros cada una”,  la diseñadora ha esbozado otras joyas buscando diferentes combinaciones de piedras sobre una base de cera, al igual que un pintor da sus primeras pinceladas sobre un lienzo blanco.


Las joyas de Bulgari nacen de un sutil equilibrio entre armonía, colores y tamaños de las piedras. - FashionNetwork.com Dominique Muret

En un rincón de su despacho al que solo podemos acceder con un código secreto, tapizado con fotos y bocetos de joyas, un vigilante de seguridad controla discretamente. “Cuando llegué en 1980, Bulgari solo tenía cinco tiendas frente a las 300 que tiene hoy. En 30 años ha habido una gran evolución en términos de mercado. Ahora tenemos más dificultades para encontrar piedras bonitas. Se han vuelto más raras y caras, mientras que los clientes son más sofisticados”, decía.

Conocida por sus piezas muy coloridas de alta joyería, en particular por sus combinaciones de piedras preciosas y semipreciosas con predilección por el cabujón, marca de la casa, la joyería fundada en Roma por el orfebre griego Sotirio Bulgari en 1884, no ha parado de crecer en los últimos años.

Como en el pasado, continúa abasteciéndose en cuatro rincones del mundo en búsqueda de la turmalina rosa de Mozambique, la calcedonia azul de Namibia  o los zafiros indios de Ratanpur y Jaipur. Sin olvidar el zafiro imperial de Sri Lanka, cuyo color azul brilla incluso en la oscuridad de la noche.


Los últimos descubrimientos minerales de Bulgari colectados en cuatro lugares del mundo. - FashionNetwork.com Dominique Muret

Saliendo de la habitación contigua, usada como panteón, Angelo Santini ofrece a Lucia Silvestri la última entrega: una bandeja de esmeraldas provenientes de Colombia. Gemólogo desde 1982 y comprador para Bulgari desde 1995, este hombre trabaja mano a mano con la diseñadora.

“Conocemos todos los lugares de extracción, todos los proveedores. Algunos nos guardan las piezas más raras, ¡pero no por mucho tiempo! No recibimos más de tres o cuatro grandes propuestas por año. A menudo, cortan las piedras y piensan en nosotros”, nos confía él mientras que la directora creativa observa las esmeraldas, una a una.

“Este es un poco plano”, dice ella examinando un pequeño cristal verde. Coge otro, lo frota con un trapo y lo coloca entre sus dedos, como un anillo, para juzgarlo mejor. Después, Lucia Silvestri coge su lupa acercándose a la ventana para observar más cerca y a la luz del día. “Hay un jardín en una esmeralda, igual que hay fuego en un rubí”, murmura sonriente.

Es difícil encontrar una joya. Sin contar con que cada compra va acompañada de intensas negociaciones. Una vez proyectadas sobre la mesa, las asociaciones sutiles de minerales que se transformarán en adornos de en sueño, son perfeccionadas y envueltas por su equipo de siete diseñadores.


Bajo esta fachada anónima son realizadas las joyas excepcionales de Bulgari - FashionNetwork.com Dominique Muret

Cambiamos de ámbito. En la periferia del norte de Roma, Via Aurelia para precisar.  Se encuentra un edificio anónimo sin nombre ni número. Aislado en el medio de ninguna parte, al borde de una vía de acceso a la carretera, con una puerta de cristal opaco y ventanas tapadas con cortinas, el lugar parece inhabitado.

Sin embargo, el interior es una verdadera colmena con 35 orfebres trabajando en la colección que será revelada el año que viene a los clientes más top. Estamos en el laboratorio de alta joyería y prototipado del grupo. Abierto en el 2000, fue agrandado el año pasado con la llegada de 10 nuevos orfebres. Aun así, el número subirá a 44 el año que viene.

Para entrar en el recinto, hace falta identificarse al atravesar las puertas blindadas. Las visitas se efectúan bajo alta vigilancia, acompañados por un vigilante de seguridad, bajo el ojo inquisidor de cámaras que supervisan el lugar. El silencio es interrumpido por el tintineo metálico de las placas que vibran en el suelo de cada pasaje a lo largo del pasillo, para limpiar las suelas de los zapatos.



Silencio y concentración en el laboratorio de alta joyería y prototipado - FashionNetwork.com Dominique Muret

Es en este laboratorio donde aterrizan los diseños de alta joyeria del equipo de diseñadores de Lucia Silvestri, que cobrarán vida en las manos expertas de los artesanos a lo largo de diferentes etapas: maquetación en ordenador para visualizar los pequeños detalles que tendrán las piedras, realización con cera de la copia perfecta de las piezas de metal con el fin de fabricar los moldes de yeso, fundición de oro, plata u otro metal, pasando por el ensamblaje, montaje y el pulimiento.

Delante de su equipo de útiles minúsculos (pinzas, sierras, lima, papel de lija, etc.) en bata blanca con el nombre Bulgari bordado en el bolsillo, los orfebres observan con sus gafas binoculares el diseño de la pieza que tratan de realizar. Tras los primeros intercambios con los diseñadores, serán necesarios unos cinco meses para finalizar la joya.


Todas las piezas de alta joyería de Bulgari son realizadas a mano - FashionNetwork.com Dominique Muret

 “Si nos damos cuenta en una de las etapas del proceso de que no llevamos una buena dirección o que no corresponde con el resultado esperado, paramos todo para empezar de cero”, subraya uno de los responsables. “En Roma somos los únicos que hacemos este tipo de joyas a un nivel tan complejo”.

Aquí se fabrican todos los prototipos y casi el 40% de la alta joyería, es decir, 200 piezas únicas de Bulgari por año de un total de 500, el resto son confiadas a una red externa de fieles orfebres. Por otra parte, ciertos modelos no son producidos en el laboratorio de alta joyería como los primeros ejemplares, ya que son enviados directamente a la fase de industrialización hacia la gigantesca manufactura de Valenza, inaugurada el año pasado en Piamonte, con el objetivo de “conservar el enfoque artesanal en el proceso industrial”.


La boutique histórica de Via dei Condotti en Rome con la Piazza di Spagna - FashionNetwork.com Dominique Muret

Este enfoque ha permitido a Bulgari duplicar sus ventas en cinco años, pasando de 1.000 a 2.000 millones de euros en facturaciones hechas entre 2011 y 2016. El joyero sigue ajustando los resultados con un crecimiento explosivo y una gran ambición. De aquí al final de 2018, contará con 333 puntos de venta en el mundo y prevé llegar a 363 en 2021.

Para descubrir sus tiendas más antiguas y las más recientes, solo hay que ir a Roma durante las Journées Particulières, organizadas el 12, 13 y 14 de octubre por LVMH. En esta ocasión, la marca ha previsto animaciones en su tienda histórica situada en la prestigiosa Via dei Condotti, justo enfrente del legendario Antico Caffè Greco y al lado de la Piazza di Spagna, abierta en 1905 y renovada en 2014 por el arquitecto estrella, Peter Marino, así como la adyacente "New Curiosity Shop", inaugurada recientemente con un nuevo concepto haciendo partícipe a la tecnología y a las imágenes digitales para atraer a una clientela más joven. Para ver de cerca, también y sobre todo, los sueños brillantes realizados por Bulgari.

Traducido por Rocío Alonso Lopez

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

JoyeríaDistribución
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER