×
31
Fashion Jobs
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
30 nov. 2022
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

El mercado del denim prevé una fuerte desaceleración en 2023

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
30 nov. 2022

Los jeans, que en los últimos años han experimentado un auténtico renacimiento en las pasarelas de las Semanas de la Moda, volverán a entrar en una fase de descenso. Aparte del segmento de gama muy alta, que representa un segmento muy pequeño del mercado, las ventas ya han empezado a ralentizarse y se espera que la tendencia se acelere el próximo año. Especialmente en Estados Unidos, uno de los principales mercados de piezas de denim.


Para relanzar las ventas, los fabricantes apuestan por la sostenibilidad, como en este look realizado con fibras recicladas por el gigante turco - Isko

 
Según un reciente estudio de la consultora Coresight Research, se espera que las ventas de jeans crezcan solo un 6 % en Estados Unidos este año, frente a un aumento del 18,8 % en 2021, y que se desaceleren aún más en 2023. La inflación, el reciente exceso de consumo de este tipo de productos y también los cambios en los hábitos de vestimenta, con la preferencia por otro tipo de prendas más informales con la ventaja de ser más cómodas, como los leggings, explican este descenso.
 
"Los consumidores europeos y estadounidenses tienen de media entre cuatro y seis pares de jeans en sus armarios, con algunas diferencias entre países, siendo los italianos y los estadounidenses los más abastecidos, con una media de seis pares en sus armarios. Además, casi la mitad de los consumidores (e incluso más de la mitad en Alemania, Italia y Estados Unidos) afirman poseer al menos entre cinco y diez pares de jeans".

Esta observación la hace el organizador de salones Première Vision en un estudio realizado en abril de 2022 en el marco de su cátedra con el Instituto Francés de la Moda, señalando que "a la luz de la creciente inflación ligada al aumento de los precios de la energía y de las materias primas, y de las consecuencias del conflicto ruso-ucraniano, el consumo mundial de moda no experimenta la esperada recuperación tras la crisis sanitaria de 2020 y 2021".
 
"El mercado del denim siempre ha tenido ciclos. Pero hoy estos ciclos se han acortado", explicó Fabio Adami Dalla Val, comisario de Denim Première Vision, que acaba de celebrarse en Milán.

"Varios fabricantes de Pakistán y Bangladesh no participaron en el salón porque actualmente tienen un nivel muy bajo de pedidos, especialmente de sus clientes estadounidenses. Su producción se ha reducido en un 50 %. Es el mercado de masas el que está en crisis, porque las tiendas están llenas y las ventas están disminuyendo. Además, hay problemas de suministro", señaló.
 
Según las estimaciones de Première Vision, basadas en los datos de Euromonitor, el consumo de jeans, que había crecido entre 2016 y 2019 apenas un 0,7 % en Estados Unidos y había disminuido un 4 % en Francia y un 4,8 % en Italia, experimentó un fuerte repunte entre 2020 y 2021, con aumentos del 27 % en Estados Unidos, del 14,6 % en Francia y del 10 % en Italia. Pero esta recuperación duró poco.
 

A pesar del descenso de ventas, los vaqueros siguen siendo un valor seguro - IFM x Première Vision


Coresight Resaerch estima que el denim tendrá una cuota del 4,5 % del total del mercado de la ropa en Estados Unidos en 2023, frente a una cuota del 5,5 %. Según el estudio, se espera que el sector del denim crezca en 2024 y más allá en Estados Unidos, pero no se espera que recupere su cuota de mercado de antes de la pandemia "debido al mayor crecimiento de las ventas de ropa deportiva y de athleisure".
 
Según la empresa, otra razón de este descenso es que los jeans se perciben más como una compra utilitaria que como un producto de moda, ya que el 58,5 % de los encuestados en su estudio indicaron que su principal motivación de compra era cambiar un par de jeans gastados.
 
El estudio IFM x Première Vision analiza diferentes motivaciones. La comodidad se cita como el primer criterio de compra, independientemente del país, seguido del precio, luego la calidad, el estilo, la marca y su capacidad de ser ecorresponsable. Este último elemento es más importante que el nombre de la marca para los consumidores alemanes e italianos, mientras que se sitúa después de la importancia de la marca para los consumidores franceses, ingleses y estadounidenses.
 

Copyright © 2023 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.