×

El Brexit pone en riesgo las primeras filas de la Fashion Week de Londres

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
today 14 feb. 2019
Tiempo de lectura
access_time 4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Hace un cuarto de siglo, un famoso titular en The Sun: "Si Kinnock gana, la última persona que abandone Gran Bretaña que apague las luces, por favor", ayudó a lograr una inesperada victoria en las elecciones generales del Partido Conservador. Unos 27 años después, se podría perdonar a uno por considerar la Fashion Week de Londres de este fin de semana como el último show de moda, ya que la industria se prepara para el riesgo real de no llegar a un acuerdo. Y la posibilidad de un lento pero seguro "Frexit" o abandono de la primera fila, ya que los líderes de la industria pasarán más tiempo en las primeras filas fuera de Gran Bretaña.


Atardecer en la Fashion Week de Londres - Soleil couchant sur la Fashion Week de Londres


Pocos negocios en Gran Bretaña se oponen tanto al Brexit como el de la moda, especialmente porque cada show en Londres obtendrá algunos de sus tejidos, y muchos de sus talentos creativos de Europa continental.
 
Entonces, mientras los invitados se reúnen para la próxima Semana de la Moda de Londres, programada del jueves 14 al martes 19 de febrero, lo que estará en sus mentes, antes que la ropa, los shows y las emociones será el hecho de que probablemente sea la última temporada de pasarela en Reino Unido antes del Brexit, que entrará en vigor el 29 de marzo.

Ningún esfuerzo creativo ha estado más alarmado por la idea de abandonar Europa, y pocas artes creativas han obtenido tanto talento de toda la Unión Europea. Si uno tuviera que calificar los 20 mejores espectáculos para asistir en Londres, más de la mitad son de diseñadores no británicos. Solo miren sus nombres: Mary Katrantzou, Roksanda Ilincic, Simone Rocha, Roland Mouret y Riccardo Tisci en Burberry. No son exactamente británicos, ¿verdad?

Y muchos diseñadores británicos tienen al menos un progenitor nacido fuera de Gran Bretaña, como Hussein Chalayan, que celebra un cuarto de siglo como diseñador esta temporada en Sadler's Wells.

Además, los nuevos diseñadores emergentes han aumentado el porcentaje de talento no británico en exhibición en la capital británica. Solo en las primeras 24 horas, hay que ver a Paula Canovas del Vas y Ernesto Naranjo (España); Gayeon Lee (Corea); Bora Aksu (Turquía) Renata Brenha (Brasil) y Ryan Lo (Hong Kong); Marta Jakubowski (Polonia); Kiko Kostadinov (Bulgaria) and Xu Zhi (China). De hecho, dada la relativa escasez de las grandes marcas mundiales en comparación con Milán o París, el objetivo de ir a Londres era encontrar talento emergente y expresivo.

Muchos de los diseñadores nombrados estudiaron en los dos famosos institutos de moda londinenses, Central St Martin y el London College of Fashion (LCF). El ultimo es el instituto de moda más grande en Europa, contando con unos 6000 estudiantes e incluyendo su programa de masters y se está preparando para un descenso masivo de estudiantes europeos si se da la versión de Brexit de Theresa May, o peor, si no hay trato en absoluto.

En el LFC, los estudiantes británicos actualmente pagan cuotas anuales de 9000 libras esterlinas (unos 10 200 euros), mientras que otros europeos cobran la misma tarifa. Los estudiantes no europeos pagan el doble, 18 000 libras (unos 20 400 euros). Sin embargo, después del Brexit, los ciudadanos europeos serán tratados como el resto, lo que significa que sus cuotas pasarán a ser del doble de la noche a la mañana.
 
"El número de europeos definitivamente ha bajado este año. Y esperamos que el Brexit produzca una gran disminución", lamentó Matthew Drinkwater, director de la Agencia de Innovación de la Moda del LCF.
 
Londres sigue siendo una temporada llena de talento creativo, en muchos sentidos la envidia de sus rivales italianos y franceses, pero el Brexit podría cortar todo eso en pedazos. Dado que los europeos se ven obligados económicamente a elegir universidades continentales en Amberes, Florencia, Milán y París, inevitablemente comenzarán a realizar sus debuts y construirán sus marcas en esas ciudades.

Hace un año, la reina causó sensación al presentarse en la primera fila del show de Richard Quinn para otorgar al diseñador el premio inaugural Queen Elizabeth II al diseño británico. El mes pasado, pidió "sentido común" y "nunca perder de vista el panorama general", palabras que se interpretaron como una solicitud de un debate menos tóxico sobre el Brexit. Desde entonces, hemos descubierto que el Gobierno ha hecho planes de evacuar a la monarca en caso de que Brexit se ponga feo.

Es como tocar el violín mientras arde Roma, ya que incluso con el Brexit proyectando una gran sombra, a la temporada no le faltan eventos: Canadá, Hong Kong e India organizarán espectáculos conjuntos; la influyente tienda Browns está organizando un lanzamiento de Björn Borg por Robyn; su rival Matches’ en el número 50 de Carlos Place organizará un desayuno de moda para Palmer Harding; El Evening Standard está planeando una recepción, mientras que Fashion Scout planea destacar una gran cantidad de aspirantes eslovacos. Derek Blasberg, muy famoso en YouTube, está organizando una fiesta para David y Victoria Beckham el domingo por la noche. Y el lunes se presenta la última Fabulous Fashion Fund Fair de la supermodelo Natalia Vodianova para su fundación Naked Heart.

Entonces, tal vez las luces no se apaguen todavía. Pero después del Brexit cabe esperar más asientos vacíos en primera fila ya que los compradores extranjeros, redactores y estilistas “frexit” seguirán a la nueva generación de diseñadores de moda en otra parte.

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.