Fashion Week de Nueva York: Una modelo desfigurada con ácido inaugura el primer día

Una joven india de 19 años que fue atacada con ácido fue la protagonista del primer día de la semana de la moda de Nueva York, que ya registró su primera polémica en el desfile de Kanye West.

Reshma Qureshi, atacada en 2014 por su cuñado y otros hombres que le rociaron ácido en la cara, quedó desfigurada y perdió un ojo - AFP

La inesperable invitada de este glamuroso evento de una semana fue Reshma Qureshi, quien fue atacada con ácido en 2014 por su cuñado, quien quería vengarse de su hermana, a quien acusaba de haberle abandonado.

Qureshi fue invitada a desfilar para el colectivo de jóvenes creadores italianos FTL Moda, que en las últimas temporadas ha dado más de que hablar con la elección de sus modelos que con sus diseños. Hace un año había elegido a la modelo australiana Madeline Stuart, quien tiene trisomía, y después a Rebekah Marine, una vendedora de autos que nació sin un antebrazo.

La jornada ya había adquirido un tono de activismo con el desfile de la colección “Jeans for Refugees” de Johny Dar, compuesta por cien jeans donados por celebridades y decorados por Dar. Los fondos recaudados serán donados al Comité internacional de rescate (IRC).

“Tortura” de Kanye West

Otro aventurero del mundo de la moda pero en un género completamente diferente, Kanye West, también optó por experimentar con su desfile “Yeezy Season4”, organizado al aire libre en una isla entre Manhattan y Queens.

Las condiciones del show desataron una gran polémica. Las críticas inundaron las redes sociales sobre el tratamiento que recibieron los modelos del desfile: “fue una sesión de tortura”, en palabras de la corresponsal del portal de moda The Cut, Stella Bugbee. Varias jóvenes modelos tuvieron que esperar de pie, bajo el sol y sin moverse durante horas antes de que iniciara el desfile. Una de ellas incluso se desmayó. Más tarde, durante el desfile, las modelos que llevaban botas altos de tacos inmensos sufrieron dificultades para poder caminar por los pasillos: una se cayó y otra tuvo que terminar el desfile en sandalias.

A pesar de las  dificultades y la interminable espera del público, el artista “probablemente gozará de una gran cobertura e incluso recibirá elogios por una colección que era, por decir lo menos, previsible”, afirmó Jessica Iredale, del portal especializado Women’s Wear Daily.

Yeezy, creada en conjunto con los equipos deportivos de Adidas, mantiene la estética de las tres primeras temporadas y no propone básicamente nada nuevo.

A través de piezas enterizas de color beige, negro, blanco o verde oscuro, la artista italiana Vanessa Beecroft, la mano derecha de Kanye West en Yeezy, presenta diseños más femeninos que las temporadas pasadas.

Algunas horas después de Kanye West, el diseñador estadounidense Tom Ford presentó una visión más aterrizada sobre la moda. Además de champagne y bocadillos, Ford presentó a los asistentes una colección fiel a su estilo, neoclásica y con reinterpretaciones icónicas, entre los que resaltan la chaqueta para hombre y la falda tubo. 

Copyright © AFP. Todos los derechos reservados. La reedición o redifusión de los contenidos en esta pantalla está expresamente prohibida sin el consentimiento escrito de AFP.

Moda - Prêt-à-porterDesfilesGente
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER